Diabetes y la Eliminación de Tatuajes

diabetes-tattoo

Diabetes y la Eliminación de Tatuajes

Si padecer diabetes no está reñido con hacerse un tatuaje, tampoco lo es para borrárselo.  No obstante, sí debes tener en cuenta que la diabetes normalmente está relacionado con una dificultad en la cicatrización sobre todo en extremidades, por lo que los problemas de cicatrización sí que pueden interferir de manera directa en el tratamiento y pueden influir en el resultado final pudiendo dejar una cicatriz.

Pero con un buen control de la glucemia, la enfermedad no debería ser un obstáculo para retirarte el tatuaje que posees, siempre que sea en las condiciones idóneas y adoptando las precauciones necesarias.

En Missink te ofrecemos una atención especializada en la eliminación de tatuajes, contamos con láser de última generación, y además te ofrecemos la garantía de que nuestros pacientes son valorados por un equipo de especialistas que te realizará un exhaustivo control previo y un control durante y una vez culminado el tratamiento.

missink-diabetes

Además, debes tener en cuenta que la tecnología del láser es básica para borrar completamente el tatuaje y para disminuir la posibilidad de que aparezca cicatriz. Sin embargo, ante la probabilidad de que aparezca una mínima cicatriz, has de tener en cuenta que debido a tu enfermedad debes extremar los cuidados posteriores ya pueden aparecer bacterias, dar origen una infección y descompensar tu enfermedad.

Un buen control glucémico, es decir, de tu azúcar en sangre es sumamente importante, pues de lo contrario aumentarás el riesgo de infección y de una mala cicatrización.

Tras cada sesión del tratamiento con el láser deberás llevar un control exhaustivo de la piel en la zona que rodea el tatuaje que te estás borrando.

Así, si la zona adquiere un color rojo o se vuelve dolorosa, lo más aconsejable y para evitar riesgos será acudir al médico quien valorará si hay o no una posible infección; si ese fuera el caso, acude a tu médico de forma inmediata, quien incrementará la frecuencia de controles de glucosa y el test de cetona.

Si no apareciera ningún signo sospechoso de infección, el cuidado de la piel tras las sesiones del borrado del tatuaje con el láser será el habitual:

  • Lava el área con jabones líquidos hipoalergénicos dos veces al día.
  • Seca la zona con una toalla limpia con suaves golpes sobre el área tratada y sin  arrastrar la toalla.
  • Incrementa el consumo de agua y realiza actividades físicas suaves para estimular el sistema linfático y facilitar la eliminación del pigmento.
  • Aplica crema antibiótica durante 7-10 días para evitar la infección de la zona.
  • Evita roces.
  • Utiliza cremas regenerantes para favorecer la regeneración de la piel.

En Missink nada nos importa más que tu piel.

 



CONDESA

Mazatlán 138

SATÉLITE

Pafnuncio Padilla 53-9

COYOACÁN

Miguel A. de Quevedo 542

MONTERREY

Plaza XO L. 8 Col. Del Valle