Cómo cuidar tu piel de la contaminación ambiental

45

Cómo cuidar tu piel de la contaminación ambiental

Se dice que en 1804, cuando Alexander von Humboldt vió por primera vez la Ciudad de México incrustada en el Valle de Anáhuac, apenas pudo contener la emoción ante el espectáculo: el cielo, las nubes, los volcanes, el azul y el verde intenso, la luz…

Dos siglos después la ciudad y sus alrededores se ahoga en contaminación. Existen muchos factores, no solo la contaminación de vehículos automotores sino también los incendios que han azotado en varios puntos de nuestro país.

El sol es una de la principales amenazas para la piel, pero no es la única.

Los agentes contaminantes tales como los metales pesados, la materia particulada, los hidrocarburos aromáticos o el humo del tabaco, contribuyen a la activación del receptor arilhidrocarburo (AhR), a la generación de ROS (moléculas reactivas al oxígeno) e inducen la cascada inflamatoria y el debilitamiento de la barrera cutánea.

¿Cómo afecta la contaminación ambiental a mi piel?

Nuestra piel, actúa como barrera frente a las agresiones ambientales, acusa rápidamente el efecto a la exposición de la baja calidad del aire en nuestras ciudades. Una mala calidad ambiental acelera la edad biológica de la piel.

Los contaminantes atacan tu piel a diario, haciéndolo más reactivo: cuanto más frágil o dañada esté la piel, peor son los efectos dañinos.

Además, dado que las toxinas bloquean los poros y se acumulan en la piel, puede tener dificultades para oxigenarse adecuadamente, lo que compromete su calidad. Estos son algunos de los efectos que puede notar:

Tez apagada
Poros dilatados y aspecto de puntos negros o espinillas.
Hiperpigmentacion.
Envejecimiento prematuro de la piel.
Deshidratación y sequedad de la piel.

skin

5 maneras de proteger tu piel

¡La buena noticia es que puedes minimizar los efectos dañinos que la contaminación tiene en tu piel! Así es cómo:

1. Quítate el maquillaje y limpia adecuadamente tu cara dos veces al día. Limpia tu piel por la mañana y por la noche con un desmaquillador eficaz y un limpiador facial adaptado a su tipo de piel para eliminar la suciedad y eliminar la mayor cantidad posible de contaminantes.

2. Exfolia tu piel una o dos veces por semana. Además de destapar tus poros y eliminar las células muertas de la piel, la exfoliación evita que los contaminantes, la suciedad y las bacterias se acumulen en tu piel. ¡Y como un bono adicional, los productos que apliques después serán aún más efectivos!

3. Hidrata tu piel mañana y noche. Después de limpiar o exfoliar tu cara, vuelve a equilibrar el nivel de humedad de tu piel aplicando un suero cargado de ingredientes activos, seguido de un humectante adaptado a su tipo de piel (ya sea una crema, loción, líquido o gel hidratante). El suero y la crema se complementan entre sí y ayudan a restablecer la barrera protectora de la piel.

4. Protege tu piel del sol. Es esencial aplicar protección solar (o una crema que incluya protección solar) a diario. Los rayos UV no solo son dañinos para la piel, sino que también amplifican los efectos de los contaminantes. Así que asegúrate de aplicar protector solar todos los días, durante todo el año.

5. Come alimentos ricos en antioxidantes y grasas saludables. Además de ser delicioso y bueno para tu cuerpo, el ajo, las almendras, la berenjena, el brócoli, el aguacate, los granos enteros, el pescado graso y los huevos ayudan a restaurar la película hidrolipídica de la piel y promueven los tejidos saludables.

En Missink nada nos importa más que tu piel.



Agenda tu cita

01800MISSINK!

018006477465

CONDESA

Mazatlán 138

SATÉLITE

Pafnuncio Padilla 53-9

COYOACÁN

Miguel A. de Quevedo 542