Cómo proteger la piel de la contaminación

portada-articulo

Cómo proteger la piel de la contaminación

Es muy importante que tomemos alimentos ricos en antioxidantes para frenar la acción de los radicales libres. Debemos usar crema hidratante a diario y protegernos de los rayos solares

¿Alguna vez te has puesto a pensar cómo la contaminación afecta la salud de tu piel? Si esto aún no se te ha pasado por la cabeza, deberías saber que más que por el tiempo, el envejecimiento prematuro se da por los factores ambientales a los que nos exponemos todos los días y en todo momento.

Existe una estrecha relación entre el deterioro de la piel y la contaminación y, de hecho, se cree que esta podría explicar por qué en la actualidad las personas tienen que luchar contra el envejecimiento desde una edad más temprana.

Aunque  simple vista lo podamos percibir, en el aire hay partículas de humo, polvo, químicos industriales o niebla, entre otros, que la piel absorbe, alterando el funcionamiento celular y reduciendo su capacidad para regenerarse.

Sumado a esto, también nos exponemos en mayor o menor medida a los rayos UV del sol, que crean radicales libres en el organismo, los cuales provocan daño celular e incrementan el riesgo de cáncer.

La mejor forma de evitar las arrugas prematuras por los factores del entorno es evitando la exposición prolongada a los lugares donde se concentra la contaminación, así como protegerse del sol.

InkOff ha desarrollado una crema ultrahidratante con factor de protección solar y sin perfumes ni colorantes, para cuidar tu piel de manchas. Enriquecida con cera de abeja y aceite de coco.

crema-inkoff

Pero, además, como medida preventiva, también puedes adoptar una rutina diaria de cuidados para reducir el impacto del ambiente y estimular su regeneración.

Estos links te ayudarán a saber la calidad del aire en la CDMX así como saber si hay un plan de contingncia

http://www.aire.cdmx.gob.mx

En Missink nada nos importa más que tu piel.



CONDESA

Mazatlán 138

SATÉLITE

Pafnuncio Padilla 53-9

COYOACÁN

Miguel A. de Quevedo 542